Menu

Inicios de la AMG

 

El primer período de la gastroenterología mexicana comprende entre 1925 (con la asignación de un pabellón especial para la atención de enfermos del aparato digestivo) y la fundación de la Asociación Mexicana de Gastroenterología en 1935.

 

La revista de nuestra Asociación se empezó a editar tan sólo dos meses después de su fundación en 1935 y apareció antes que la revista Gastroenterology que, aunque había tenido otras revistas predecesoras, se empezó a editar como tal en enero de 1943. El primer número de nuestra revista se editó el 15 de septiembre de 1935 con el nombre de Revista de Gastro-Enterología, con un editorial escrito por el maestro Abraham Ayala González alusivo a la fundación de la Asociación, tres artículos de gastroenterología por los doctores Abraham Ayala González, Mario Quiñones y Carlos Coqui respectivamente, además de información bibliográfica.

A partir del segundo número nuestra revista se editó ya con el nombre de Revista de Gastro-Enterología de México. El Director y Fundador fue el Dr. Abraham Ayala González y el Gerente el Dr. Alberto Cancino C. Se publicaba bimestralmente y su costo anual de suscripción era de $5.00 M. N., $2.50 dólares para el extranjero y $2.50 M. N. para los estudiantes.

A partir del segundo número nuestra revista se editó ya con el nombre de Revista de Gastro-Enterología de México. El Director y Fundador fue el Dr. Abraham Ayala González y el Gerente el Dr. Alberto Cancino C. Se publicaba bimestralmente y su costo anual de suscripción era de $5.00 M. N., $2.50 dólares para el extranjero y $2.50 M. N. para los estudiantes.

Las sesiones académicas de la Asociación se realizaron durante años en el Hospital General y algunas veces se llevaban al cabo en la casa del Dr. Abraham Ayala González, mismas que culminaban con una sesión musical o cultural.

En el año de 1936 ingresó, después de los Fundadores, el primer miembro a la Asociación, el Dr. José Ramírez Ulloa, médico del Hospital General Militar de México.

La actividad académica de la Asociación desde su inicio fue muy productiva y muestra de ello es que del 17 al 30 de septiembre de 1936 se impartió en el Hospital General el Primer Curso para Graduados, tuvo un costo de inscripción de 20 pesos, se impartieron 25 conferencias, se inscribieron 28 médicos y un pasante de medicina y dejó utilidades por la cantidad de $560.00 M.N. que se reinvirtieron en la Asociación en apoyo a sus actividades científicas.

Todos los siguientes cursos de graduados fueron organizados por la Sociedad Médica del Hospital General, con la cooperación de la Asociación Mexicana de Gastroenterología y tenían como objetivo actualizar a los médicos en gastroenterología y desde luego en cirugía, debido a que no había cursos formales de la especialidad y asistían médicos procedentes de diferentes lugares.

Dos años después de la fundación de la Asociación ocurrió un trascendente acontecimiento. El día 23 de junio de 1937, el Director del Hospital General, Dr. Ignacio Chávez, fundó en ese hospital el primer servicio de gastroenterología, en un pabellón que antes había estado dedicado al servicio de maternidad; contó con 80 camas y se le equipó con laboratorio, endoscopia, rayos X y cirugía.

El servicio quedó instalado en dos pisos, en la planta alta se atenderían los enfermos de aparato digestivo bajo y en la planta baja los de aparato digestivo alto.

La remodelación fue completa y los pabellones alojaban ahora a los enfermos de dos en dos para ofrecer una atención más privada, contaba con un equipo de rayos X, una cocina para la preparación de las dietas, una pequeña biblioteca, una sala de esterilización y un anfiteatro de operaciones.

El Dr. Abraham Ayala González, que fue designado Jefe de Servicio, dio instrucciones precisas a la Srita. Esperanza Martínez, quien estaba a cargo del quirófano, para no permitir a nadie pasar en ropa de calle más allá de los lavabos – como antes se acostumbraba -, ni siquiera a quienes iban sólo a observar las operaciones.

Pocos años después de fundada la Asociación vendría a desaparecer aquella forma tan peculiar, autodidacta, de aprender la especialidad.

Los tiempos habían cambiado y los médicos tenían entonces ya oportunidades para aprender la medicina moderna en otros países y así, en el decenio de los años cuarenta, siendo Presidente de la República el Gral. Don Manuel Ávila Camacho y Secretario de Salubridad el Dr. Gustavo Baz, muchos médicos tuvieron oportunidad de ir como becarios a Estados Unidos de América, al mismo tiempo que en México se creaba una red de hospitales y se fundaban el Instituto Nacional de Cardiología y el Hospital de Enfermedades de la Nutrición.

Este último nació en el Pabellón 9 del Hospital General, en el costado oriente, sobre la calle de Dr. Jiménez 261.

El Diario Oficial de la Federación del sábado 30 de diciembre de 1944 anunció su creación y la fundación oficial se llevó al cabo el día 12 de octubre de 1946.

 

HUMBERTO HURTADO ANDRADE