Menu

Lineamientos de Práctica Clínica para Infección Prclostridium Difficile

“LINEAMIENTOS DE PRACTICA CLINICA PARA INFECCION PR CLOSTRIDIUM DIFFICILE EN ADULTOS Y NIÑOS: ACTUALIZACION 2017 POR LA SOCIEDAD DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS DE AMERICA (IDSA) Y LA SOCIEDAD DE EPIDEMILOGIA EN CUIDADO DE LA SALUD DE AMERICA (SHEA)”.

 

Un panel de expertos fueron convocados por la ISDA Y LA SHEA para actualizar las guías clínicas de la infección por Clostridium Difficile (ICD) en adultos publicadas en 2010. Esta nueva actualización incorpora recomendaciones de la infección en niños, e incluye cambios significativos en el manejo y los métodos de diagnostico de esta infección. A continuación presentamos algunos enunciados acerca del diagnóstico, prevención y control de la ICD.


1. Los pacientes con un inicio súbito de mas de 3 evacuaciones no formadas en 24 horas son los candidatos a hacer pruebas diagnósticas para buscar ICD.

2. Utilizar pruebas de toxinas del CD en heces como parte de un algoritmo por pasos (ej.: Glutamato deshidrogenasa (GDH) más toxina; GDH más pruebas de amplificación de ácidos nucleicos (NAAT); o NAAT más toxinas), más que hacer pruebas NAAT solas para todos los especímenes recibidos en el laboratorio clínico cuando no hay criterios institucionales previamente acordados para el envío de muestras de heces de pacientes.

3. Utilizar solamente pruebas NAAT solas o un algoritmo por pasos (ej.: GDH más toxinas; GDH más NAAT; o NAAT más toxinas) mas que una prueba de toxinas sola cuando si existen criterios institucionales previamente acordados para el envío de muestras de heces de pacientes.

4. No repetir las pruebas (dentro de 7 días) durante el mismo episodio de diarrea y no hacer pruebas en heces de pacientes asintomáticos, excepto para estudios epidemiológicos.

5. No hay datos suficientes para recomendar el uso de marcadores biológicos como lactoferrina fecal, como ayuda para el diagnóstico.

6. Debido a la alta prevalencia de portadores asintomáticos de CD en infantes, no se recomienda hacer pruebas para ICD en neonatos o infantes menores a 12 meses de edad con diarrea.

7. No se deben hacer pruebas para ICD rutinariamente en niños entre uno y dos años de edad con diarrea, a menos de que otras causas de diarrea infecciosa o no infecciosa se hayan descartado.

8. En niños mayores de 2 años de edad, se recomienda hacer pruebas para ICD en casos de diarrea prolongada o intensa que tengan además factores de riesgo (como una enfermedad inflamatoria intestinal o inmunodeficiencias), o algún factor de riesgo para la infección como uso de antibióticos recientemente o estar en contacto con personal sanitario.

9. Los pacientes con ICD deben permanecer en habitaciones privadas con un baño privado para disminuir el riesgo de transmisión a otros pacientes. Si hubiera un número limitado de habitaciones privadas, priorizar pacientes con incontinencia fecal para utilizarlos.

10. El personal de salud deberá utilizar guantes y batas al entrar a una habitación de un paciente con ICD.

11. Se recomienda continuar con aislamiento y precauciones de contagio por al menos 48 horas después que la diarrea haya desparecido.

12. Es necesario lavarse las manos antes y después de estar en contacto con un paciente con ICD, o después de retirarse los guantes, con agua y jabón o un producto con base alcohol.

13. Se prefiere el lavado de manos con agua y jabón si hubo contacto directo con heces o en alguna área con contaminación fecal (ej. región perianal).

14. Hay que estimular el lavado de manos y el baño de los pacientes para reducir la cantidad de esporas del CD en la piel.

15. Utilizar ropa desechable con los pacientes y si no es posible, lavar y desinfectar la ropa con un detergente esporicida.

16. Incorporar medidas de limpieza efectivas para asegurar la calidad de la limpieza de los muebles y la habitación de los pacientes infectados.

17. No hay datos suficientes para recomendar escrutinio de portadores asintomáticos o de implementar precauciones de contagio en los mismos portadores.

18. Minimizar la frecuencia y duración de los antibióticos de alto riesgo, así como el número de antibióticos prescritos, para reducir el riesgo de ICD.

19. Implementar un programa de administración de antibióticos.

20. Aunque hay una asociación epidemiológica entre los inhibidores de bomba de protones (IBP) e ICD y los IBP innecesarios deben ser descontinuados, no hay evidencia suficiente para recomendar la suspensión de IBP como medida de prevención de ICD.

21. No hay datos suficientes para recomendar la administración de probióticos para la prevención primaria de ICD, fuera de estudios clínicos.

 

REFERENCIA:
McDonald C, Gerding DN, Johnson S, et al. Clinical practice guidelines for Clostridium difficile infection in adults and children: 2017 update by the Infectous Disease Society of America (ISDA)  and Society for Healthcare Epidemiology of America (SHEA). Clin Infect Dis Feb15,2018; XX(00):1-48. Https://doi.org/10.1093/cid/clx1085.